miércoles, 3 de noviembre de 2010

ESTUDIO DEL GENESIS, CAPITULO 4

“Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón. Después dio a luz a su hermano Abel. Y Abel fue pastor de ovejas, y Caín fue labrador de la tierra”. (Génesis 4:1-2)


En Génesis 4, el mundo ha cambiado, el hombre ya no vive en Edén, debe trabajar por su sustento, nacen Caín y Abel, y a través de ellos vemos el inicio del cumplimiento de la palabra dada por el Señor en Génesis 3:15, vemos la primera confrontación de estas simientes, la simiente de la mujer y la simiente de la serpiente.


“Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová. Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante”. (Génesis 4:3-5)


Caín trajo delante del Señor una ofrenda, pero esta no fue agradable al Señor, ¿Porque? Caín era labrador, y trajo como ofrenda el fruto de la tierra, eso significa que trajo su esfuerzo, su trabajo delante del Señor, y eso al Señor no le agrado, podríamos decir que con esta actitud el actúo de forma soberbia delante del Señor.


Ya vimos en el estudio del capítulo tres, que los vestidos que Adán y Eva usaron no les servían para cubrirse, al finalizar el capítulo dos ellos estaban desnudos pero no se avergonzaban, pues la justicia de Dios los cubría, al descubrir su desnudez, ellos buscaron vestirse con su propia justicia, que como dice Isaías eran como un trapo inmundo ante Dios.


Saliste al encuentro del que con alegría hacía justicia, de los que se acordaban de ti en tus caminos; he aquí, tú te enojaste porque pecamos; en los pecados hemos perseverado por largo tiempo; ¿podremos acaso ser salvos? Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento”. (Isaías 64:5-6)

Ellos pecaron y se vieron que estaban desnudos, la justicia de Dios que los cubría los había abandonado, para vestirlos tuvo que morir un animal inocente en reemplazo de ellos y se vistieron con sus pieles que en parte volvían a cubrirlos con la justicia de Dios.

La escena que tenemos en Caín grafica la rebelión del hombre frente a Dios, Caín sabía cómo debía acercarse al Señor, sin embargo actúa soberbiamente al traer una ofrenda que él sabía no lo hacía justo ante Dios.


“Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante? Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él”. (Génesis 4:6-7)


La biblia latinoamericana lo traduce de mejor forma

Gén 4:7 "Si haces bien, ¿no serás aceptado? Pero si no haces bien, el pecado yace a la puerta y te codicia, pero tú debes dominarlo."


Abel, que era pastor, trajo delante del Señor una oveja y el Señor miro con agrado su ofrenda.

Esta escena también nos Habla proféticamente del Mesías, y es otra figura de su sacrificio, El cordero que quita el pecado del mundo iba a ser sacrificado para el perdón de la humanidad, y es esto lo que Abel entiende y ofrece, el ofrece un cordero, contrariamente Caín, como muchos hoy, pretenden comprar su salvación, nadie puede salvarse por sí mismo, nada podemos hacer por nuestra salvación, por más esfuerzo que hagamos, no importa el trabajo que realicemos, no podemos salvarnos, el Señor pago el precio, el cordero de Dios fue el que quito el pecado del mundo, y gracias a él obtuvimos salvación, no por obras, no por nuestra labor, sino por gracia, por la fe.


“Y dijo Caín a su hermano Abel: Salgamos al campo. Y aconteció que estando ellos en el campo, Caín se levantó contra su hermano Abel, y lo mató”. (Génesis 4:8)


La simiente de la serpiente se levanta contra la simiente de la Mujer, Caín asesina a Abel. De esta manera Satanás busca dañar la simiente, y que de aquella no venga quien había de redimir al mundo, Satanás es homicida desde el principio dice el Señor:


"Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira". (Juan 8:44)



“Y Jehová dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano? Y él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra. Ahora, pues, maldito seas tú de la tierra, que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano. (Génesis 4-9:11)


Fijemos bien en estos pasajes, El Señor le pregunta a Caín por su hermano dándole la oportunidad de reconocer su pecado, pero notemos la expresión de Caín ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?, su actitud no denota ningún arrepentimiento, contrario a lo que el Señor desea, recordemos la actitud de David cuando el Profeta Natán lo confrontó por su pecado, el lo reconoció inmediatamente, y el Señor dijo de David, que él era conforme a su corazón, la salvación es un camino que recorrer, no seremos perfectos en el, lo que el Señor anhela es un corazón inclinado hacia El, es una carrera en la cual te vas a caer muchas veces, pero lo importante es que te pares y continúes corriendo hasta llegar a la meta, si en una carrera de obstáculos tropiezas, y te quedas en el suelo, obviamente no llegaras a la meta, el corredor puede caerse pero se parará y seguirá corriendo, y aunque llegue último cruzará la meta.

Esta es una expresión importante, tiene algo de verdad, pero el enemigo siempre ha utilizado parte de la verdad para torcerla, es verdad que no somos guarda de nuestros hermanos, en parte….


En Mateo 4 Satanás utiliza las propias escrituras para tentar al Señor, era verdad lo que decía pero sacado de un contexto, lo cual es algo que ocurre muy seguido hoy en nuestras propias iglesias.


Es verdad lo que dijo Caín en el sentido de que cada hombre es responsable por lo que ha oído, nadie más puede creer en el evangelio que uno mismo, nadie puede arrepentirse por el otro, o nacer de nuevo por él, con el corazón se debe creer para justicia, pero cada uno debe hacerlo con su propio corazón y nadie puede tomar su lugar. Nadie puede ser guarda de su hermano en el sentido de tomar sobre si mismo las responsabilidades de otros.


Ahora, por otro lado si podemos ser guardas de nuestro hermano, cuando sentimos un interés por el alma de un individuo, no estaremos ansiosos al ver a alguien que está desnudo, y ya sabemos a qué nos referimos cuando hablamos de desnudez, cuando sabemos que hay uno que puede vestirlos con un manto de justicia, y con un vestido de lino fino. La escritura dice: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”, y el Señor se entrego por causa de todos nosotros y cuál fue el comentario de quienes lo veían crucificado “A otros salvó, a sí mismo no se puede salvar” (Mateo 27:42)


¿Qué has hecho? le dice el Señor a Caín, La voz de la sangre de tu hermano clama a mí desde la tierra.


Sabemos muy bien que todo en las escrituras nos lleva al Mesías, en este pasaje Abel presento al primogénito de sus ovejas, que es la imagen del Mesías, y que Hizo Caín, un ensayo podríamos decir, de lo que ocurriría un día, lo que estaba profetizado en Génesis 3:15, se levantó y mató a Abel por su ofrenda que es la imagen del Mesías, quizás Caín no dimensionó la gravedad de su acción, y pensó que nada podría pasarle, tal como Pilatos cuando el Mesías sería crucificado, el se lavo las manos.


Sin embargo la sangre de Abel Tenía voz y clamó desde la tierra, y el Señor escucho escuchó esa voz

“Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella”. (Hebreos 11:4)

“a Jesús el Mediador del nuevo pacto, y a la sangre rociada que habla mejor que la de Abel”. (Hebreos 12:24)


La voz de Abel no era muda, la del Mesías tampoco, y de El hablo mejores cosas que la de Abel.


Cual fue la consecuencia del clamor de la sangre de Abel

“Ahora, pues, maldito seas tú de la tierra, que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano. Cuando labres la tierra, no te volverá a dar su fuerza; errante y extranjero serás en la tierra. Y dijo Caín a Jehová: Grande es mi castigo para ser soportado. He aquí me echas hoy de la tierra, y de tu presencia me esconderé, y seré errante y extranjero en la tierra; y sucederá que cualquiera que me hallare, me matará. Y le respondió Jehová: Ciertamente cualquiera que matare a Caín, siete veces será castigado. Entonces Jehová puso señal en Caín, para que no lo matase cualquiera que le hallara. (Génesis 4:11-15)

Esa fue la consecuencia del derramamiento de sangre, esa fue la voz de Abel, sin embargo la voz de la sangre del Mesías habló mejores cosas:


No solicitó una venganza

No pidió que fuésemos errantes y extranjeros en la tierra

“En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo”. (Efesios 2:12-13).


Fuimos hechos cercanos por la sangre del Mesías, de esa sangre que habla mejores cosas, cual fue el clamor desde la cruz:

“Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Lucas 23:34)

La maldición fue quitada y una gran bendición vino a los hijos de Dios


Caín Salió de la presencia del Señor para ser errante y extranjero en la tierra, la escritura nos dice que el Señor Puso una señal en Caín para que no lo matase cualquiera que lo hallase, sobre la señal las escrituras no nos señalan cual fue. Aquí nos señalan las escrituras que ya habitaban la tierra otros seres humanos, de lo contrario como podría tener temor Caín de lo alguien lo matara.

“Salió, pues, Caín de delante de Jehová, y habitó en tierra de Nod, al oriente de Edén. Y conoció Caín a su mujer, la cual concibió y dio a luz a Enoc; y edificó una ciudad, y llamó el nombre de la ciudad del nombre de su hijo, Enoc. Y a Enoc le nació Irad, e Irad engendró a Mehujael, y Mehujael engendró a Metusael, y Metusael engendró a Lamec.

Y Lamec tomó para sí dos mujeres; el nombre de la una fue Ada, y el nombre de la otra, Zila. 20 Y Ada dio a luz a Jabal, el cual fue padre de los que habitan en tiendas y crían ganados. 21 Y el nombre de su hermano fue Jubal, el cual fue padre de todos los que tocan arpa y flauta. 22 Y Zila también dio a luz a Tubal-caín, artífice de toda obra de bronce y de hierro; y la hermana de Tubal-caín fue Naama.

23 Y dijo Lamec a sus mujeres:

Ada y Zila, oíd mi voz; Mujeres de Lamec, escuchad mi dicho: Que un varón mataré por mi herida, Y un joven por mi golpe. Si siete veces será vengado Caín, Lamec en verdad setenta veces siete lo será.

Lamec dijo a sus mujeres: "Ada y Zila, oigan mi voz; Mujeres de Lamec, Presten oído a mis palabras, Pues he dado muerte a un hombre por haberme herido, Y a un muchacho por haberme pegado. (Versión Biblia Latinoamericana)

"Lamec dijo a sus mujeres Ada y Zila: «¡Escuchen bien, mujeres de Lamec!
¡Escuchen mis palabras! Maté a un hombre por haberme herido, y a un muchacho por golpearme.
Si Caín será vengado siete veces, setenta y siete veces será vengado Lamec." (Nueva Versión Internacional)


Podemos ver que Lamec hizo lo malo, la palabra dice que el hombre dejará a sus padre y se unirá a su mujer, esta unión de un hombre con una mujer grafica lo que es la unión del Señor con su pueblo, un esposo y una esposa, Lamec fue el primero que hizo lo contrario el se unió a dos mujeres, lo cual nos puede hablar también de idolatría, y de separación de Dios, esta separación lo llevó a tener una total falta de respeto por la creación del Señor, sobre la vida, dice la escritura que Lamec mato a un hombre por haberle herido, y mató a un muchacho por golpearlo, los mato por nada prácticamente, y su excusa, como Caín será vengado siete veces, el será vengado setenta veces siete, esto lo volveremos a encontrar en el Nuevo Testamento


Jesús trae la gracia de Dios, leemos en el Libro de Mateo en el Capítulo 18:

21 Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete?

22 Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.

En el Evangelio de Lucas 4, encontramos el siguiente relato:

16 Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.

17 Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito:
18 El Espíritu del Señor está sobre mí,
Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres;
Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;
A pregonar libertad a los cautivos,
Y vista a los ciegos;
A poner en libertad a los oprimidos;

19 A predicar el año agradable del Señor.

20 Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él.

21 Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros.

El Señor tomo el Texto de Isaías 61:1-2.


"Y conoció de nuevo Adán a su mujer, la cual dio a luz un hijo, y llamó su nombre Set: Porque Dios (dijo ella) me ha sustituido otro hijo en lugar de Abel, a quien mató Caín. 26 Y a Set también le nació un hijo, y llamó su nombre Enós. Entonces los hombres comenzaron a invocar el nombre de Jehová". (Génesis 4:25-26)


No desapareció la simiente de la mujer con la muerte de Abel, el Señor provee un sustituto, su nombre: SET, y con el continua la línea de la simiente de la mujer.

5 comentarios:

  1. Hermano que el Señor te bendiga y te de mas de su sabiduria para que continues escribiendo, asi como lo haces sobre la Palabra. Bendiciones

    ResponderEliminar
  2. yo me quedé con la duda ¿había otros humanos antes de adan y eva?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podia haber nadie ecepto angeles antes de ADAN Y EVA. Ya que ellos fueron los primeros hombres creados, yo concidero que despues de la rebelion de satanas y la caida de muchos angeles que le siguieron fue que la humanidad se multiplico mas rapido, ya que en el capitulo 6:2 narra la biblia que los hijos de Dios tomaron mujeres de los hijos de los hombres para si.lo cual indica que se mesclaron. ese es mi punto de vista visible y creible ya que tambien la biblia narra que adan y eva tubieron hijas tambien pero no menciona cuantas pero yo creo fueron muchas ya que adan vivio 935 años.

      Eliminar
  3. yo tambien tengo dudas sobre cain la biblia habla de que cain es el primero y abel el sundo entoces de donde saliò mujer para cain




    ResponderEliminar
  4. Dios bendiga a todos ; por lo visto muchos tenemos la misma duda, de donde sale la mujer para cain, si la biblia no relata que abel ante de morir tuvo hijos , y abel el tercer hijos de adan y eva nacio luego de que cain se hubiera casado.

    ResponderEliminar