martes, 26 de octubre de 2010

EL NACIMIENTO DEL MESIAS

EL NACIMIENTO DEL MESIAS

Se nos ha enseñado que Jesús nació un día 25 de diciembre y desde muy pequeños adoptamos esta fecha haciéndola parte de nuestra forma de vida, recuerdo que siendo niño esperaba con ansías todo el año que llegara navidad, pues además que se producia un ambiente especial , también recibiría un obsequio al llegar las doce de la noche. Sin embargo que difícil se vuelve satisfacer los deseos de muchos, además que aparecen quienes solo ven una oportunidad para sacar provecho y ganancias, de personas que obligadamente ven hipotecados sus ingresos, en muchos casos por todo un año. Esto visto desde una perspectiva netamente comercial, pues espiritualmente la navidad no es más que el disfraz que realizo el catolicismo de la fiesta pagana de la Saturnalia o festival de invierno, donde se adoraba al dios Sol, pues aquel día es el día más largo del año, y se celebraba el nacimiento de esta deidad, esto más adelante se mezclo con el cristianismo, y dio a origen a lo que hoy conocemos como navidad, solo que en lugar de celebrar a una deidad pagana, nos hacen creer que es el nacimiento de Jesús, eso como resumen, pues el tema está ampliamente documentado y puede buscarse sin dificultad en la red.


¿Cuál es entonces la fecha de nacimiento del Mesías de Israel? ¿Que tan importante es conocer esta fecha?, lo veremos a continuación.


“Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote llamado Zacarías, de la clase de Abías; su mujer era de las hijas de Aarón, y se llamaba Elisabet” (Lucas 1:5).


Este versículo es clave para conocer la fecha que el Mesías vino a nacer a este mundo, equivocadamente hemos celebrado una fecha que no tiene ninguna relación con las festividades bíblicas, a decir verdad todas las fechas que ha celebrado la cristiandad, son fechas y festividades paganas y no tienen relación alguna con las fiestas que el Señor nos mando, como estatuto perpetuo celebrar y que quedaron escritas en el libro de Levítico capitulo 23.

Para entender este versículo, debemos conocer el calendario Hebreo, que por lo demás fue el calendario que el Señor mando a guardar, y no el calendario por el cual nos regimos actualmente, llamado Gregoriano, debido a que fue confeccionado por el Papa Gregorio XIII en 1582 y que vino a sustituir al calendario Juliano instaurado por Julio Cesar en el año 46 A.C., el calendario hebreo se distribuye de la siguiente manera:


1. Tishrei - septiembre u octubre

2. Jeshván - octubre o noviembre

3. Kislev - noviembre o diciembre

4. Tevet - diciembre o enero

5. Shevat - enero o febrero

6. Adar - febrero o marzo

7. Nissan - marzo o abril

8. Siván - mayo o junio

10. Tamuz - junio o julio

11. Av - julio o agosto

12. Elul - agosto o septiembre


El año nuevo hebreo es el mes de Tishrei, pero el año religioso se inicia en el mes de Nissan, también conocido como Aviv, según lo describe el libro del Éxodo:

“Este mes os será principio de los meses; para vosotros será éste el primero en los meses del año”. (Éxodo 12:2), Aquí se refiere al mes de Nissan o Aviv.

El versículo con el comenzamos este estudio nos habla de Zacarías, quien fue padre de Juan el Bautista, y nos señala un dato clave para develar esta interrogante, nos dice Lucas que Zacarías era de la clase de Abías, Zacarías era descendiente de Aarón, por lo tanto pertenecía a la Tribu de Leví, quienes debían servir en el templo de Jerusalén. El primer libro de Crónicas nos describen los turnos que debían cumplir en el templo los sacerdotes. Aarón tuvo cuatro hijos, pero dos de ellos murieron antes que Aarón, Nadab y Abíu y no tuvieron hijos, los otros dos hijos de Aarón Eleazar e Itamar, ejercieron el sacerdocio, y se repartieron los turnos sus hijos dieciséis de Eleazar y ocho de Itamar, en total 24 turnos, Según el relato de Lucas, Zacarías pertenecía a la Clase de Abías, que correspondía al octavo turno.

La primera suerte tocó a Joiarib, la segunda a Jedaías, la tercera a Harim, la cuarta a Seorim, la quinta a Malquías, la sexta a Mijamín, la séptima a Cos, la octava a Abías, la novena a Jesúa, la décima a Secanías, la undécima a Eliasib, la duodécima a Jaquim, la decimatercera a Hupa, la decimacuarta a Jesebeab, la decimaquinta a Bilga, la decimasexta a Imer, la decimaséptima a Hezir, la decimaoctava a Afses, la decimanovena a Petaías, la vigésima a Hezequiel, la vigesimaprimera a Jaquín, la vigesimasegunda a Gamul, la vigesimatercera a Delaía, la vigesimacuarta a Maazías. Estos fueron distribuidos para su ministerio, para que entrasen en la casa de Jehová, según les fue ordenado por Aarón su padre, de la manera que le había mandado Jehová el Dios de Israel”. (1 Crónicas 24:7-18).

Según Exodo 12:2, el mes de Nissán o Aviv sería el primer mes del año, en lo que se refiere al calendario religioso, por lo tanto la primera semana de este mes le correspondía el turno a la clase de Joiarib, a la clase de Abías le correspondía la octava, sin embargo debemos considerar un dato importante, durante la tercera semana de este primer mes de Aviv, los sacerdotes de todos los 24 distritos venían a Jerusalén, al Templo, durante la semana de Pésaj. Este también sería el caso para la Festividad de Shavuot y para la Festividad de Sucot, cuando todos los varones eran requeridos subir a Jerusalén, al Templo, de acuerdo con Deuteronomio 16:16: "Tres veces cada año aparecerá todo varón tuyo delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere: en la fiesta solemne de los panes sin levadura, (que es Matzah), y en la fiesta solemne de las semanas (que es Shavout), y en la fiesta solemne de los tabernáculos, (que es Sucot).

Según este antecedente la octava división (Abías) tendría que ministrar en la décima semana del año. Recuerden que las semanas de Pesaj y Shavuot no eran contadas porque todos los sacerdotes tenían que subir a Jerusalén al Templo, durante esas Festividades. Es decir, a la Clase de Abías le correspondía ministrar en el Templo en la décima semana del año, esto es a mitad del mes de Shiván, el relato del evangelio nos dice: "Y cumplidos los días de su ministerio, se fue a su casa. Después de aquellos días concibió su mujer Elisabet, y se recluyó en casa por cinco meses, diciendo: Así ha hecho conmigo el Señor en los días en que se dignó quitar mi afrenta entre los hombres. (Lucas 1:23-25), con este antecedente podemos determinar que Elizabeth, concibió a Juan el Bautista a finales del mes de Shiván o principio del mes de Tamuz, contando la semana que Zacarías sirvió en el Templo, si contamos los meses podemos determinar sin ninguna duda que Juan nació durante el Pesaj, que se celebra en el mes de Nissan (o Aviv, que es el mismo mes)

Esto es un punto extremadamente importante porque durante el Servicio de Pésaj que es llamado Seder de Pésaj durante la cena se debe tener una copa de vino simbolizando la venida de Elías, y el profeta Malaquías nos señala al respecto:

"He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible. El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición". (Malaquías 4:5-6).

En el evangelio de Mateo encontramos el siguiente relato, siguiendo con la misma idea:

“Entonces sus discípulos le preguntaron, diciendo: ¿Por qué, pues, dicen los escribas que es necesario que Elías venga primero? Respondiendo Jesús, les dijo: A la verdad, Elías viene primero, y restaurará todas las cosas. Mas os digo que Elías ya vino, y no le conocieron, sino que hicieron con él todo lo que quisieron; así también el Hijo del Hombre padecerá de ellos. Entonces los discípulos comprendieron que les había hablado de Juan el Bautista”. (Mateo 17:10-13).

Las fiestas del Señor nos hablan de todos los acontecimientos que han de ocurrir en relación al Mesías, esa es la importancia de conocer las fiestas que el Señor mando observar, sin embargo, el enemigo se ha encargado de ocultar este conocimiento del mundo, tanto así que la cristiandad ni siquiera conoce estas fiestas y todo su inmenso significado, es asombroso como muchos llamados cristianos ni siquiera saben que existen, Juan el Bautista debía nacer en Pesaj para que se cumpliera la palabra, y así fue.

Siguiendo con el relato de Lucas, este nos dice:

Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David; y el nombre de la virgen era María. Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres. Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta. Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios. Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS. Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin. Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón” . (Lucas 1:26:34).

Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios. Y he aquí tu parienta Elisabet, ella también ha concebido hijo en su vejez; y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril; porque nada hay imposible para Dios. Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia”. (Lucas 1:35-38)

Después que Zacarías volvió a su hogar, una vez cumplido su servicio en el Templo, Elizabeth concibió, y al sexto mes de ocurrido esto, el ángel Gabriel se le aparece a María y le comunica que dará a luz al Hijo de Dios, al Mesías, es decir diez semanas, más una semana del servicio de Zacarías en el Templo después del mes de Nissan, Elizabeth concibió a Juan, es decir a finales del mes de Shiván o principio del mes de Tamuz, que para nuestro calendario equivale a Junio, al sexto mes de eso, María concibe al hijo de Dios, es decir en el mes de Tevet, es decir diciembre en nuestro calendario, si le sumamos a eso los nueve meses del embarazo, Yeshua nació en el mes de Tishri, que para nuestro calendario equivale a septiembre u octubre, durante los cuales se celebra la fiesta de Sucot, o también llamada de los tabernáculos, durante esta fiesta los israelitas habitaban bajo tiendas y enramadas en memoria del tiempo en que sus padres habían vivido bajo ellas antes de entrar a la tierra prometida, y donde el Señor mismo moraba en medio de ellos, este período también es conocido en Israel hasta hoy como la temporada de Gran Alegría o de gran gozo, Lucas nos dice lo siguiente en su relato:

“Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor. Esto os servirá de señal: Hallaréis al niño envuelto en pañales, acostado en un pesebre”. (Lucas 2:10-12)

Es muy probable que ese pesebre, no sea el que nos dicho desde que somos niños, sino sea justamente un tabernáculo, que en aquellos días se extendían por Jerusalén, recordemos que Belén está a unos pocos kilómetros de ahí, y estaba todo lleno, pues el Señor había dicho que debían subir a Jerusalén a celebrar Sucot en aquella fecha (Deuteronomio 16:16).


La fiesta de los Tabernáculos (o Sucot), es la última de las celebraciones del año y pone fin a las fiestas solemnes instauradas por Dios, esta última festividad corresponde a la instauración del reino milenario, el reino del Mesías por mil años en la tierra, el Señor morando con nosotros, según lo dijo el profeta Joel (3:21).

El Mesías vino al mundo durante la celebración de la fiesta de los tabernáculos, el profeta Isaías dijo del Mesías, y llamara su nombre Emmanuel, (Isaías 7:14) cuyo significado es Dios con nosotros, que es justamente el significado de la fiesta de los Tabernáculos, el apostol Juan escribio en su evangelio "Y el verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros" (Juan 1:14) la palabra griega para habitar, en este versículo es eskenosen que se refiere a residir , o habitar, como Dios lo hizo en la antiguedad en el tabernaculo, y es una traduccion de la palabra hebrea sucot, que significa tabernaculo.

Las fiestas que establecio el Señor son para enseñarnos acerca del Mesías, y ¿Que fecha podría ser más apropiada para que el Hijo de Dios naciera en la tierra, y habitara entre nosotros ,sino en la fiesta de los tabernáculos?

La traducción literal del pasaje del evangelio de Juan es "y el verbo se hizo carne y tabernaculizó entre nosotros"

5 comentarios:

  1. ´buen tema, pero no concuerda la aclaracion que das de que Jesus nacio en tiempo de sucot, pues el evangelio nos dice que Jose y Maria viajaron a belen de judea para ser censados, y creo que las fiestas se celebraban en Jerusalen, por lo cual no es concordante esa exegesis.

    bendiciones

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente las fiestas se celebran hasta el dia de hoy en Jerusalen, como todos iban hacia allá todas las posadas estaban llenas, incluyendo las de belen que esta a muy pocos kilometros de ahi, no es en absoluto excluyente que hayan viajado a Belen para ser censados con el hecho de que se celebrara Sucot en esas fechas, no entiendo a que te refieres con que no concuerda...

    un abrazo, que el Señor te bendiga.

    ResponderEliminar
  3. BENDICIONES HERMANO GABRIEL ELIAS. EXCELENTE PAGINA. BENDICIONES,,,

    ResponderEliminar
  4. Realmente agradezco tus estudios, Dios te bendiga, continua con tu labor para la gloria del Señor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias Gabriela.. que el Señor te bendiga..

      Eliminar