viernes, 30 de diciembre de 2011

AÑO NUEVO, Cada 1 de enero el dios Jano es exaltado

Estamos próximos a culminar este año 2011 y el mundo se prepara para celebrar la llegada de un nuevo año. Esta celebración pareciera no tener ninguna relación con alguna festividad religiosa, como si lo son explícitamente fiestas como la semana santa, las festividades a tal o cual virgen, la inmaculada concepción, navidad, etc. El año nuevo es un momento de festejo por el término y a su vez el comienzo de un año, es el momento del balance de un año que ha pasado, y la esperanza de que el año que comienza sea de prosperidad y buenaventura, es un tiempo donde asistimos a lanzamiento de fuegos artificiales y nos abrazamos deseándonos los mejores parabienes, y donde por supuesto, también surgen los excesos por la alegría de un supuesto nuevo comienzo.

Aunque muchos lo ignoren la celebración del año nuevo también es una fiesta religiosa, aquí una vez más el paganismo es exaltado en todo el mundo, hemos documentado en diversos artículos a través de este blog, que el calendario establecido por YHVH en las escrituras ha sido olvidado y reemplazado por uno completamente pagano, el cual exalta todas las celebraciones a dioses paganos, el calendario bíblico es lunar, sin embargo, siguiendo con su paganismo la Iglesia Católica estableció un calendario solar, justamente para exaltar a su máximo dios, el dios sol, el que ha sido exaltado por el paganismo y las religiones antiguas desde tiempos inmemoriales, y que a través de los siglos ha variado su nombre dependiendo de la cultura donde es adorado.

Las escrituras han establecido un comienzo de año, el cual tiene su celebración, sin embargo esta ha sido completamente olvidada por el mundo cristiano, quienes se han sumergido absolutamente en rituales de adoración de dioses extraños y que nada tiene que ver con YHVH, el verdadero Dios, y hasta hoy continúan en ignorancia respecto de lo que las escrituras señalan.

En rigor según las escrituras el año tiene dos comienzos, en los meses de tishrei y Nisan. El 1 de Tishrei es Rosh Hashanah, es decir la cabeza del año, es el comienzo de un nuevo año, en Rosh Hashanah se toca el Shofar (un cuerno de carnero), y este es un llamado a la meditación, el autoanálisis y al arrepentimiento, es un tiempo de balance de arrepentirse antes de los días terribles que vendrán en Yom Kippur (día del perdón).

"El día primero del mes séptimo será de santa convocación. No haréis en el labor servil. Es día que se celebrará al son de la trompeta" (Números 29:1). Y también está escrito: "El día primero del mes séptimo lo conmemorareis al son de las trompetas" (Levítico 23:24).

Sin embargo existe otro comienzo de año, en el mes de Nisan, dicen las escrituras:

“Este mes os será principio de los meses; para vosotros será éste el primero en los meses del año”. (Exodo 12:2)

El 14 de Nisan fue crucificado el Mesías y tres días después resucitó coincidiendo con la celebración de las fiesta de las primicias, pues el mesías es justamente eso, primicia de los que van a resucitar (1 Corintios 15:20)

¿Porque dos comienzos de año?, pues uno, en tishrei, significa nuestro nacimiento físico en este mundo, y el segundo, en Nisan, significa nuestro nuevo nacimiento a una nueva vida en la muerte y resurrección de Yeshua el Mesías. Esto es lo que el mundo debiese celebrar, y sobre todo los cristianos, sin embargo el paganismo se ha encargado de quitar el profundo significado de las escrituras de los ojos y el entendimiento de las personas, engañando al mundo con celebraciones en honor a dioses paganos.

¿Porque el mundo celebra entonces el 1 de enero como año nuevo?, sencillo este día es en honor a una deidad romana, el dios Jano, cuya representación está dada por una imagen de un dios con dos cabezas, en sentidos opuestos, una mirando hacia el pasado y la otra mirando hacia el futuro.


Jano era el dios de las puertas, los comienzos y los finales. Por ese motivo fue consagrado enero como inicio del año en honor a Jano, etimológicamente proviene del latín Ianuarius, donde derivo a los diversos idiomas, Janeiro (portugués), January (inglés), Enero (Español). La anécdota mitológica dice que Saturno, después de haber sido derrocado por Júpiter, fue ayudado por Jano, quien le dio refugio. En agradecimiento, Saturno le concedió la posibilidad de mirar al mismo tiempo al pasado y al futuro, la mitología nos dice que su mirada apuntaba hacia los puntos de los solsticios de verano e invierno; el solsticio de invierno era llamado por los romanos “Janus Coeli”, es decir Jano Celeste. Esta fecha, que tenía una gran significancia para los romanos, se identificaba también con el nacimiento del Dios Sol Invicto, pues el solsticio de invierno es el tiempo donde el día comienza a alargarse y el sol vuelve a imponerse sobre las sombras, la Iglesia Católica al fusionar la fe en el Mesías de Israel con el paganismo que se practicaba en el resto del mundo, decidió en el siglo V que sus feligreses celebraran la navidad el 25 de Diciembre, esto para aprovechar ese simbolismo, de esa manera se asocia a Jesús con la idea del Sol Invicto, que derrota a la muerte.

Como dios de los comienzos Jano era invocado públicamente el primer día de enero, cuyo mes está dedicado a su adoración, estableciéndose universalmente como el inicio del año, olvidando lo que las escrituras nos enseñan y nos mandan a guardar. Rosh Hashanah es el verdadero inicio del año, y hoy es absolutamente ignorado por un mundo que dice seguir a Dios, Rosh Hashanah es una fiesta solemne y perpetua, la cual se debe celebrar cada día 1 de tishrei, que este año 2011 ocurrió los días 29 y 30 de septiembre.

Lejos de seguir la palabra de YHVH, el mundo hoy se prepara como todos los años para una vez rendir culto, aunque en su gran mayoría ignorantemente, a un dios pagano, cuya adoración se remonta hasta la antigua Roma, de donde proviene la adoración a este dios llamado Jano.

Recuerda, cada 1 de enero Jano el dios de los comienzos y los finales es adorado, y aunque muchos no lo sepan, todos participan de su adoración.



1 comentario:

  1. La ignorancia bíblica de la Iglesia de Cristo es asombrosa,y muy lamentable el paganismo que se destila dentro de ella.Gracias por estos datos que amplian el conocimiento que ya tenía al respecto.Que el Todopoderoso le continue bendiciendo.

    ResponderEliminar