miércoles, 23 de marzo de 2011

EL PAGANISMO EN LA CRISTIANDAD: LA SANTA CENA





En una serie de estudios que hemos denominado “El Paganismo en la Cristiandad” Hemos venido analizando celebraciones que la iglesia cristiana ha abrazado y con el correr de los siglos han tomado raíces muy profundas como parte intrínseca de su culto, sin embargo al escarbar un poco vemos que sus orígenes esconden algunas sorpresas.

Esta prácticamente aceptado por todo el mundo protestante que el culto de la iglesia Católica en su totalidad proviene de cultos paganos que se fundieron dando origen a este inmenso monstruo que hoy tiene su asiento en el Vaticano, recordemos que Roma absorbió todas las culturas que conquistaron, en los cuales un aspecto preponderante, por supuesto, era la religión. Roma permitió que cada pueblo continuara con su culto, sin embargo una doctrina venida de lejos, desde la tierra de Judea, amenazaba con dividir el reino provocando incluso una guerra civil en el seno del imperio. En una gran jugada, y con el fin de unificar a todo el imperio, el Emperador Constantino declaro este culto, que se conoció como cristianismo, como la religión oficial del imperio, sin embargo fueron eliminadas todas las raíces hebreas de ella, y se adecuaron todos los cultos paganos de las diversas religiones que abundaban en el imperio, de esta mezcla de todos esos culto es que surgió lo que hoy conocemos como Iglesia Católica Romana, que es la mezcolanza de elementos de religiones antiguas paganas con todas sus misterios religiosos incluidos, con algo de la enseñanza del Mesías de Israel, adoptando además el mismo esquema administrativo del imperio romano adquiriendo los llamados Papas el poder que ostentaban los Emperadores con un poder total.

Pasados los siglos, surgió una división en esta gran señora que gobernó el mundo sin ningún contrapeso por más de mil años. Debido a la protesta de un hombre surgió otra rama que se les conoció como protestantes, que básicamente es una Iglesia Católica renovada, los protestantes lejos de volver a las raíces originales, solo transformaron los cultos dándole una interpretación propia según ellos pensaron que era lo correcto, quizás lo más importante es que dejaron de lado las imágenes que abundan en el catolicismo y las tradiciones que esta considera parte fundamental de su culto, sin embargo el paganismo que arrastra el catolicismo desde su nacimiento también lo hicieron parte de ellos.

Hemos venido analizando algunas aspecto de este paganismo que denunciamos, la Navidad, la Semana Santa Cristiana, la metafísica, que ha venido hoy en día a ser preponderante en la mayoría de las predicaciones que se escuchan a diario en las iglesias protestantes, y que tiene su origen en los misterios de las religiones paganas y que se han mezclado con psicología, charlas motivacionales, que cada vez más se alejan de la palabra de Dios, puedes investigar estos temas en los estudios que hemos denominado “El Paganismo en la Cristiandad”.

En esta oportunidad me quiero centrar en lo que se conoce como la “Santa Cena”. Esta es una práctica donde la Iglesia Católica sostiene que el sacerdote tiene el poder de transformar verdaderamente un trozo de pan (que no es realmente un pan, sino una hostia) y de vino en el cuerpo y en la sangre de Jesús, mediante un proceso que ellos llaman transustanciación. Para los católicos esto es algo literal, por lo tanto ellos comen literalmente del cuerpo de Jesús, el vino del cual ellos consideran que es su sangre real los feligreses no lo beben, solo lo hacen los sacerdotes, este rito es la eucaristía, cuyo significado es “Acción de Gracias”, pero es conocido como la “Cena del Señor”, en cada misa ellos consideran que el cuerpo del Mesías es vuelto a sacrificar y los feligreses comen de su cuerpo.

Los protestantes celebran el mismo ritual, con la diferencia que para ellos es solo un símbolo del sacrificio de Jesús por la humanidad, y no representa el cuerpo y la sangre literal de Jesús. ¿Que paso entonces?, los protestantes heredaron el mismo ritual católico, solo que le aplicaron algunas diferencias que ellos consideraron correctas, es decir este ritual no corresponde a algo literal sino solo a algo simbólico, este conflicto entre protestantes y católicos lleva varios siglos y se prolonga esta el día de hoy, la lucha se centra en quien tiene la razón al respecto, por supuesto cada una de las partes cree tenerla…

Bueno, es hora de escarbar un poco…

Como ya mencionamos la religión romana (Católica) es la heredera del paganismo del mundo antiguo, por lo tanto sus rituales también lo son, y esta liturgia llamada “Santa Cena” no escapa a este concepto, está absolutamente fundamentado y respaldado históricamente que este ritual viene de las religiones paganas, básicamente del Mitraismo, que es la religión que adoraba a Mitra y que fue una adoración muy difundida en el Imperio Romano entre el siglo I y el IV de nuestra era, y que fue declarada ilegal después que el Emperador Constantino oficializará los cultos paganos bajo el emblema del cristianismo, se sostiene que el mitraismo y el cristianismo estaban en pugna por su legalización por parte del Imperio, triunfando finalmente este último, aunque con muchos elementos del primero.

Dentro de los rituales mitraicos que heredó la religión cristiana encontramos la celebración del nacimiento de Mitra, el cual corresponde al día 25 de diciembre, esto porque su adoración tiene relación con la ancestral adoración al Dios Sol, el día 25 de Diciembre se produce el solsticio de invierno y para el paganismo es el día del nacimiento del sol invicto (Natalis Solís Invicti), el día de la celebración de su culto es el domingo que literalmente es el día de adoración al sol (Sunday), el catolicismo también adopto todos los ropajes de sus sacerdotes incluyendo el gorro frigio (que curiosamente hoy le llaman “Mitra”) el báculo y el anillo los que vemos hasta el día de hoy en los sacerdotes, obispos y sobre todo en el Papa, quien es equivalente al máximo nivel en el mitraismo (esta última costumbre no fue absorbida por los protestantes).

El ritual que hoy nos convoca, es decir la llamada “Santa Cena”, también es una herencia del mitraismo, este era el banquete ritual del culto a Mitra que el cristianismo adoptó adecuándolo al momento cuando el Mesías cenó con sus discípulos, la pregunta es obvia, ¿es un trozo de pan y un vaso de Vino una cena?, lo que el Mesías celebró aquella noche cuando iba a ser sacrificado en la cruz, es algo muy distinto a la celebración que se practica hoy en todas las iglesias, y que como ya vimos es un ritual mitraico. Lo que el Señor celebró aquella noche es la Pascua (Pesaj), lo cual es una ordenanza de YHVH y que esta descrita en el capítulo 23 del libro de Levítico. Pronto analizaremos más detenidamente cada una de las fiestas que YHVH estableció en su palabra para descubrir el inmenso tesoro que significan cada una de ellas. La pascua es la primera de siete fiestas que el pueblo de Dios debe celebrar en el año, encontramos esto en el libro del Éxodo capítulo 12:

“Habló YHVH a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto, diciendo: Este mes os será principio de los meses; para vosotros será éste el primero en los meses del año. Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: En el diez de este mes tómese cada uno un cordero según las familias de los padres, un cordero por familia. Mas si la familia fuere tan pequeña que no baste para comer el cordero, entonces él y su vecino inmediato a su casa tomarán uno según el número de las personas; conforme al comer de cada hombre, haréis la cuenta sobre el cordero. El animal será sin defecto, macho de un año; lo tomaréis de las ovejas o de las cabras. Y lo guardaréis hasta el día catorce de este mes, y lo inmolará toda la congregación del pueblo de Israel entre las dos tardes. Y tomarán de la sangre, y la pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer. Y aquella noche comerán la carne asada al fuego, y panes sin levadura; con hierbas amargas lo comerán. Ninguna cosa comeréis de él cruda, ni cocida en agua, sino asada al fuego; su cabeza con sus pies y sus entrañas. Ninguna cosa dejaréis de él hasta la mañana; y lo que quedare hasta la mañana, lo quemaréis en el fuego. Y lo comeréis así: ceñidos vuestros lomos, vuestro calzado en vuestros pies, y vuestro bordón en vuestra mano; y lo comeréis apresuradamente; es la Pascua de YHVH. Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así de los hombres como de las bestias; y ejecutaré mis juicios en todos los dioses de Egipto. Yo YHVH. Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad cuando hiera la tierra de Egipto.Y este día os será en memoria, y lo celebraréis como fiesta solemne para YHVH durante vuestras generaciones; por estatuto perpetuo lo celebraréis”. (Éxodo 12:1-14)


Esta es la celebración que el Mesías con sus discípulos guardaban aquel momento en que el cordero de Dios quitaría el pecado del mundo, y su sangre pintaría nuestros dinteles para que la muerte no nos alcanzará, pues la Ley de Dios debía cumplirse, y su ley dice que cada uno pagará por su pecado la sentencia que corresponde, que es la muerte, según esta establecido en la Ley (Deuteronomio 24:16), el verdadero cordero sería sacrificado durante la celebración de la Pascua, ya no un cordero sustituto, el Mesías mismo pagaría el precio de nuestra iniquidad, veamos el relato en el evangelio de Lucas:


Estaba cerca la fiesta de los panes sin levadura, que se llama la pascua. Y los principales sacerdotes y los escribas buscaban cómo matarle; porque temían al pueblo. Y entró Satanás en Judas, por sobrenombre Iscariote, el cual era uno del número de los doce; y éste fue y habló con los principales sacerdotes, y con los jefes de la guardia, de cómo se lo entregaría. Ellos se alegraron, y convinieron en darle dinero. Y él se comprometió, y buscaba una oportunidad para entregárselo a espaldas del pueblo.


Llegó el día de los panes sin levadura, en el cual era necesario sacrificar el cordero de la pascua. Y Jesús envió a Pedro y a Juan, diciendo: Id, preparadnos la pascua para que la comamos. Ellos le dijeron: ¿Dónde quieres que la preparemos? El les dijo: He aquí, al entrar en la ciudad os saldrá al encuentro un hombre que lleva un cántaro de agua; seguidle hasta la casa donde entrare, y decid al padre de familia de esa casa: El Maestro te dice: ¿Dónde está el aposento donde he de comer la pascua con mis discípulos? Entonces él os mostrará un gran aposento alto ya dispuesto; preparad allí. Fueron, pues, y hallaron como les había dicho; y prepararon la pascua.


Cuando era la hora, se sentó a la mesa, y con él los apóstoles. Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca! Porque os digo que no la comeré más, hasta que se cumpla en el reino de Dios. Y habiendo tomado la copa, dio gracias, y dijo: Tomad esto, y repartidlo entre vosotros; porque os digo que no beberé más del fruto de la vid, hasta que el reino de Dios venga. Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama. (Lucas 22:1-20).


Según la tradición cristiana en este momento el Señor instituyo la que hoy se conoce como la Santa Cena, donde se come un pan (o una hostia para los católicos) y un vaso de vino o jugo en algunos casos, podemos ver a través de las escrituras, que esto es algo absolutamente alejado de lo establecido en las escrituras, lo que el Señor hizo fue cumplir con el mandato de YHVH, y fue la celebración de la pascua, que se realiza una vez al año el día 14 de Nissan, y que de acuerdo a la fecha occidental corresponde a la celebración de la Semana Santa cristiana, aquel día el Mesías celebró la pascua, aquella pascua donde el mismo sería sacrificado, (analizaremos más en profundidad la pascua en un estudio próximo). “Cuanto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca”, les dice el Mesías a sus discípulos. A partir de ese momento la pascua tomaría su significado real, pues lo que estaba escrito, la palabra de Dios, se cumpliría aquel día, pues el Mesías mismo nos traía el entendimiento de ella, a partir de ese momento sabríamos al celebrar la pascua, que la comíamos en memoria de quien dio su vida por nosotros, la comeríamos en memoria de él, por este motivo el apóstol Pablo reprende a los corintios, pues estaban utilizando la celebración de la pascua como ocasión para comer y emborracharse, sin darle el significado que correspondía, pues en la pascua debía conmemorarse nuestra libertad del pecado y debíamos hacerlo en memoria de quién nos liberó, es decir del Mesías, leamos los pasajes de 1 de corintios:


“Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros. Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad”. (1 Corintios 5:7-8)


Celebremos la fiesta dice Pablo, ¿Cual Fiesta?, pues la Pascua y los panes sin levadura, veamos el capítulo 11:



“Porque al comer, cada uno se adelanta a tomar su propia cena; y uno tiene hambre, y otro se embriaga. Pues qué, ¿no tenéis casas en que comáis y bebáis? ¿O menospreciáis la iglesia de Dios, y avergonzáis a los que no tienen nada? ¿Qué os diré? ¿Os alabaré? En esto no os alabo.


Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor Jesús, la noche que fue entregado, tomó pan; y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebiereis, en memoria de mí. Así, pues, todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la muerte del Señor anunciáis hasta que él venga.


De manera que cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa. Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí. Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen. Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados; más siendo juzgados, somos castigados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo.


Así que, hermanos míos, cuando os reunís a comer, esperaos unos a otros. Si alguno tuviere hambre, coma en su casa, para que no os reunáis para juicio. Las demás cosas las pondré en orden cuando yo fuere”. (1 Corintios 11:21-33).


Veamos a grandes rasgos como es el servicio de la celebración de la pascua que el Señor mismo la celebró con sus discípulos:


La cena de la pascua se inicia con una bendición y se bebe la primera de cuatro copas, que es llamada “la copa de la santificación”, después del lavamiento de manos los participantes a la cena comen de un vegetal verde en agua con sal, veamos el relato que hace el apóstol Juan en su evangelio


Juan 13


“Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin. Y cuando cenaban, como el diablo ya había puesto en el corazón de Judas Iscariote, hijo de Simón, que le entregase, sabiendo Jesús que el Padre le había dado todas las cosas en las manos, y que había salido de Dios, y a Dios iba, se levantó de la cena, y se quitó su manto, y tomando una toalla, se la ciñó. Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido”.(Juan 13:1-5)


“Respondió Jesús: A quien yo diere el pan mojado, aquél es. Y mojando el pan, lo dio a Judas Iscariote hijo de Simón. Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, hazlo más pronto”. (Juan 13:26-27)


Luego viene la partición del pan, en la mesa deben haber tres panes sin levadura, el pan del medio es partido en dos y una pieza se envuelve y se guarda hasta el final de la cena donde es rescatado. Luego viene la segunda copa, que es llamada la copa de la ira, que aquel día le correspondió beber al Señor, quien dijo aquel día:


“… Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.(Lucas 22:42), fue la copa más amarga de la cena, pero el Mesías debió beberla, la ira de Dios caería sobre él, para que pagara el precio que nos correspondía pagar a nosotros.


Luego viene un nuevo lavamiento de manos, se come pan con hierbas amargas y posteriormente se come la cena, se come el cordero que había sido separado para celebrar la pascua.

Una vez comida la cena se rescata el trozo de pan que había sido escondido, por el cual se debe pagar un rescate, este se come junto a la tercera copa que es la copa de la redención, este momento que es descrito en el pasaje del evangelio de Lucas, donde el Mesías dice:


“Y tomó el pan y dio gracias, y lo partió y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado; haced esto en memoria de mí. De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama”. (Lucas 22:19-20)


El Señor bebía de la copa de la redención y la compartía con sus discípulos, la pascua culmina cantando algunos salmos, sirviendo la última copa, que es la copa del reino, y se abre la puerta para entre Elías quien vendrá a restaurar todas las cosas y proclamar la venida del Mesías, podemos ver esta escena en el evangelio de Mateo:


“ Y os digo que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día en que lo beba de nuevo con vosotros en el reino de mi Padre. Y cuando hubieron cantado el himno, salieron al monte de los Olivos”. (Mateo 26:29-30)


Esta es la pascua, esta es la celebración que guardó el Señor aquel día, y es la misma que el apóstol Pablo enseña posteriormente a guardarla, la celebración de la pascua está establecida para guardarla perpetuamente, esta una de las más maravillosas experiencias para conocer el plan de YHVH para nosotros, en ella como en todas las fiestas, YHVH nos habla de todo el plan redentor para la humanidad, ese es el motivo por el cual debemos celebrarlo, para que seas conocedor de la palabra y conozcas los tiempos que él ha establecido, sin embargo la pascua se debe celebrar en la época que corresponde, que es la fecha correspondiente a la semana santa cristiana, la pascua que YHVH estableció, ha sido reemplazado por un culto pagano de adoración al Dios sol, y que era practicado en la antigüedad por los seguidores de Mitra, como ya lo hemos explicamos anteriormente.


Me imagino que queda clara la inmensa diferencia que existe entre la Pascua de YHVH y la llamada Santa Cena que celebran los cristianos y que los protestantes heredaron del paganismo católico, pronto estaremos estudiando con más profundidad esta y las otras fiestas, para comprender todo el plan de YHVH que ha establecido en su palabra, hasta ese momento continua estudiando, no ceses de buscar y buscar al Señor y el este te dirá:


“Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces” (Jeremías 33:3)


Que la bendición de Adonai este sobre ti.

13 comentarios:

  1. muchas gracias hermano por esta publicación. me has edificado y abierto los ojos ante una realidad de la cual ignoraba. he hecho averiguaciones para comprobar lo dicho aquí, y me queda todo claro. es cierto lo del culto mitraico en relación al pan y vino...y lo de la iglesia católica cae de cajón ya..que ciegos hemos sido..y lo mas alarmante que en las iglesias protestantes se hace este ritual como algo normal y lo que mas me causa duda es que se celebra de forma constante(una vez al mes). incluso le pregunte a una amiga de mi iglesia porque celebrábamos la santa cena siendo pagana y no la pascua hebrea, y me dijo que no nos correspondía por ser gentiles, cosa que no creo al buscar en las escrituras los pasajes que mencionas y ver la evidencia que dejo Pablo en sus cartas a las iglesias gentiles en Grecia. bueno, al final no supo que decirme y un amigo de ella, teólogo, tampoco supo... gracias hermano y continué así, que en estos últimos tiempos que vivimos es importante sacar esto a la luz, para que podamos informarnos... hay que aprovechar Internet hasta que se acabe la libertad de este medio, que ya por lo que he escuchado esta en peligro y ciertamente lo creo, como medio de control del nuevo orden mundial.

    ResponderEliminar
  2. Saludos Hermano, a veces la labor de difundir la verdad es muy ardua, por lo general la iglesia cristiana cierra sus oidos y prefiere sus tradiciones en vez de seguir la palabra de Dios, lo importante es que estudies y te informes y no te quedes solo con lo que aqui esta escrito, me parece que has dado un paso importante en el conocimiento de las escrituras, la iglesia ya se ha apartado demasiado de ella, vuelve a las raices y comenzaras a descubrir verdades que hasta ahora habían permanecido oculta...

    Un fuerte abrazo y que el Señor te bendiga...

    ResponderEliminar
  3. Buenas noches Gabriel Elías, quisiera saber a que iglesia asistes, o sea a qué religión perteneces? Gracias ....

    ResponderEliminar
  4. Hola me hubiese gustado conocer tu nombre para saber con quién hablo, sin embargo tu pregunta es interesante de todos modos, es necesario dejar claro que de ninguna manera la intención de este blog es promover alguna congregación o alguna doctrina en particular, la única motivación de este blog es el estudio de la palabra de Dios libre de influencias doctrinarias que tienden a condicionar cualquier estudio serio de ellas, la red está llena de páginas que se dedican a promover tal o cual iglesia o congregación, o a tal o cual apóstol, pastor o profeta, no es esta la motivación de este blog, no me interesa que mi nombre se haga conocido y aunque asista a alguna congregación tampoco es mi motivación promoverla, no encontrarás que este blog se asocie a alguna en particular, lo único importante es el estudio objetivo y responsable de las escrituras, buscar la verdad de la hermosa palabra de Dios, y que tu también te motives, investigues y busques por tu cuenta. Me imagino que para algunos el pertenecer a tal o cual corriente o congregación puede darle validez o contrariamente invalidar alguna postura, predicación o estudio. ¿Sin embargo quien tiene la verdad? Un Pentecostal, un Bautista, un Metodista, un Católico, un adventista, me parece que cada uno cree tenerla, en lo personal no creo que yo tener la verdad, lo que sí creo firmemente es que la palabra de Dios es la verdad, y a eso me dedico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si pero da la impresion que tratas de imponer tus propios cirterios y no es asi.. los pensamientos del hombre son diferentes a los de DIOS... la cena la insituyo Jesus ... la palabra es la de DIOS.. en apocalipsis Jesus envia mensaje a las 7 iglesias NINGUNA ES PERFECTA porque todos pecamos y fuimos separadod de la Gloria de Dios.... asi como tu utilizas la web para tu estudio y dios lo permite... asi utiliza a los musicos a pastores a misioneros y aun a sacerdotes ... no existe iglesia humana dueña de la verdad SOLO LA IGLESIA DE CRISTO sera arrebatada ... ahora descubre tu busca la verdad en tu corazon y sigue el evangelio

      Eliminar
    2. Jesús no instituyó la Santa Cena, la Santa Cena que tu conoces es una practica Catolica Romana que nada tiene que ver con las escrituras, El Mesías y sus díscipulos celebraron la Pascua (Pesaj), celebración que esta establecida en la Torah, (en Exodo y levítico), no son mis críterios, es lo que la palabra enseña, distinto es que la Iglesia siguiendo las enseñanzas catolicas, ha enseñado el error a través de los siglos...

      un abrazo...

      Eliminar
  5. Hablaremos de anonimos entonces. La pascua es Judía y es solo para Judiós. La cena del Señor no es la misa pero sí es la cena del Señor. Él lo instituyó y Pablo explicó com se debe hacer y por qué y para qué.

    ResponderEliminar
  6. Hno anonimo que te han "abierto los ojos" ponte a leer la sagrada escritura y tus ojos de verdad serán abiertos. La pascua es Judía. totalmente Judía. La iglesia se compone de Judíos y gentiles nacidos de nuevo y recuerdan al Señor Jesús el cordero de Dios que quita el pecado cuando parten el pan y beben de la copa. Al hacer esto están proclamando la muerte del Señor hasta que él venga por segunda vez. 1 Corintios. capitulo once. Lee tu biblia hno y no critiques lo que el Señor Jesús instituyó. La santa cena no es pagana pero historicamente la misa sí lo es y la pascua ya se cumplió en Jesús. porque el cordero que comían en la pascua anunciaba la venida del verdadero cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Bendiciones.

    ResponderEliminar
  7. Dos preguntas: 1,. Qué significa Exodo 12:14 y
    2.- Qué quiere decir 1ra. Corintios 11:17 - 34

    Desde ya, gracias por vuestras respuestas y por hacernos inquerir a cerca de la verdad

    ResponderEliminar
  8. Hermano me parece que tu pregunta queda contestada en este estudio, la Pascua es una fiesta que se debe celebrar por estatuto perpetuo, erroneamente muchos piensan que es solo para los judios, lo cual es un gran error, cuando instituyo los judios eran solo una parte del pueblo de Dios, tal como hoy, Pablo reprende a los Corintios por la Pascua que la celebraban y se embriagaban y comian en exceso, Pablo les enseña como debe celebrarse la Pascua y cual es su significado...

    ResponderEliminar
  9. Para una mejor compresión de esto haste un tiempo y lee los artículos de "Las raices de nuestra fe", donde podrás llegar a una mejor comprensión de las escrituras, me imagino que te quedarán muchas dudas, si es así, no dudes en plantearlas...

    Que el Señor te bendiga...

    ResponderEliminar
  10. Una vez que has adquirido este conocimiento ¿qué haces? si no hay una iglesia que intenté regresar a sus raíces.. ¿te quedas sólo? En mi caso, hago lo siguiente: cuando se reparte el pan y el vino, yo oro en mi corazón y agradezco al Señor por lo que hizo y recuerdo esa cena pascual en la que Él se identificó con el cordero, con el pan ácimo y con la tercera copa, la de la redención, que recordaba a la sangre untada en los dinteles. A raíz de debatir con un rabino en internet, tomé conciencia de la importancia de estudiar la Biblia desde la perspectiva correcta, el problema es ¿qué hacer con este conocimiento, aparte de exponerlo? ¿empiezas a reunirte por tu cuenta con quien te quiera escuchar, o te quedas en la iglesia intentando instruir, poco a poco sobre este tema? yo escogí lo segundo.

    ResponderEliminar
  11. Verdades a medias, mentiras completas.. se le nota la tendencia a juzgar superficialmente y señalar sin verdaderas raices investigatorias. Recuerden quien es el padre la mentira...

    ResponderEliminar