viernes, 4 de febrero de 2011

EL SOL SE CONVERTIRÁ EN TINIEBLAS, Y LA LUNA EN SANGRE, ANTES QUE VENGA EL DIA GRANDE Y ESPANTOSO DE YHWH

¿Las escrituras nos hablan de eclipses como señal de su venida? ¿que podría tener de especial un eclipse?.... averígualo a continuación...

Una de las cosas más importantes que nos ha robado la religión romana, entre muchas otras que nos han quitado, es conocer la riqueza que encierran las fiestas del Señor que están descritas en el libro de Levítico capítulo 23, conocer de que se tratan estas fiestas es conocer todo acerca del Mesías, en ellas está descrito todo el plan de Dios acerca de la primera y segunda venida del Mesías, sin embargo si le preguntas a cualquier cristiano, en la mayoría de los casos ni siquiera conoce de la existencia de estas fiestas, sin embargo no tienen ningún problema en celebrar fiestas cuyo origen es absolutamente pagano. El cristianismo casi en su totalidad se escuda en la falsa idea que esas fiestas son para Israel y no para la iglesia, por lo tanto es algo que no deben celebrar y ni siquiera se han molestado en conocerlas, eso también es herencia de la falsa religión romana y que el protestantismo ha heredado, no dándose cuenta que han sido despojados de las mayores riquezas de la palabra de Dios, incautamente han creído ha engaños y a manipulaciones de la palabra.

¿Como el mundo cristiano estará atento a las señales, si ni siquiera sabe de cuales estamos hablando?, las fiestas de primavera se cumplieron de manera exacta en la primera venida del Mesías, si celebráramos cada una de las fiestas conoceríamos certeramente los tiempos y las sazones como dice una traducción de la palabra, toda su celebración nos habla de la forma en que se producirán los eventos, por lo tanto conoceríamos el momento de su llegada. El Pesach (Pascua), fue su muerte, Los Panes sin levadura (Hag HaMatzah) fue su sepultura; las Primicias (Bikkurim) Su Resurrección; y la fiesta de las semanas (Shavuot o Pentecostés) es la entrega de la Ley, primero en tablas de piedra en el Sinaí y luego en nuestros corazones en Jerusalén, cincuenta días después de su resurrección; las fiestas de la lluvia temprana o de la primavera, ya se cumplieron, si los cristianos las conocieran y las practicarán sabrían que todo su simbolismo nos lleva a la muerte y la resurrección del Mesías. El Profeta Oseas nos dice que El vendrá a nosotros como la lluvia, como la lluvia tardía y temprana a la tierra (Oseas 6:3), ya vino como la lluvia temprana, falta su segunda venida, como la lluvia tardía, o las fiestas de Otoño, las cuales son La Fiesta de las Trompetas (Rosh HaShana), el día de la expiación (Yom Kippur) y la fiesta de los Tabernáculos (Sukkot), recuerdan las palabras de Pablo a los Corintios: “He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados” (1 Corintios 15:51-52), al hablar del toque de las trompetas, sabemos inmediatamente a que se refiere, el vendrá en el Rosh HaShana, conocido como el “Día que nadie conoce”, ¿les suena aquella frase?, su primera venida se cumplió de manera literal en las primeras fiestas, su segunda venida también se cumplirá según lo que está escrito, Rosh HaShana, su venida, Yom Kippur, el día del juicio, y Sukkot, El tiempo de nuestra alegría, y el establecimiento de su reinado sobre la tierra.

Pero cuales son las señales a las que debemos estar atentos, las escrituras nos advierten acerca de “aquel día”, veamos que nos señalan:

“He aquí el día de YHWH viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores. Por lo cual las estrellas de los cielos y sus luceros no darán su luz; y el sol se oscurecerá al nacer, y la luna no dará su resplandor. (Isaías 13:9-10)

“El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de YHWH”. (Joel 2:31)

“E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas”.(Mateo 24:29)

“Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto; y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre” (Apocalipsis 6:12)

Las señales son claras, el sol se oscurecerá y la luna no dará su resplandor, dijo Isaías; el sol se convertirá en tinieblas y la luna en sangre dijo Joel; El sol se oscurecerá y la luna no dará su resplandor Dijo Yeshua mismo; y el sol, se puso negro y la luna toda como sangre es lo que vio Juan, y que escribió en el Apocalipsis. Es la misma imagen en todos los relatos, para nosotros es fácil identificar eso como eclipses, sin embargo que podría tener de especial un eclipse siendo que regularmente somos testigos de ellos, ya sean eclipses de sol o de luna.

Debemos estar atentos a las señales, y para saber reconocer los tiempos, debemos conocer también las fiestas ordenadas por YHWH, y justamente la diferencia entre un eclipse que vemos normalmente a este al que hablan las escrituras lo marcan la celebración de las fiestas del Señor.

A través de la historia un eclipse siempre se asociaba con algún evento o algún presagio de que algo ocurriría, quizás para estos tiempos hablar de algún presagio producto de un eclipse podría no tener mucha validez, puesto que la ciencia ha estudiado profusamente el tema y conoce con certeza las fechas de los próximos eclipses tanto de luna como de sol que se producirán con muchos años de anticipación, por lo tanto este tipo de evento es algo que no nos pillara desprevenidos. Sin embargo hay un hecho que es importante hacer notar, durante el año se producen eclipse parciales y totales, pero que se produzcan eclipses totales seguidos, ya significa un hecho aislado, que se produzcan cuatro eclipses totales en un año ya se transforma en algo más extraordinario, y que estos eclipses totales se produzcan en fechas determinadas ya es un suceso que nos debe llamar la atención. Me refiero a las llamadas tétradas, que son cuatro eclipses totales seguidos, este suceso por supuesto no es común que suceda, pero tenemos antecedentes que ocurrieron en 1948 y en 1967, fechas bastantes significativas, en 1948 fue la creación del Estado de Israel, y en 1967 fue la guerra de los seis días donde Israel volvió después de casi dos mil años, a tener control de Jerusalén, puede parecerte una coincidencia, veamos más antecedentes, las tétradas o cuatro eclipses totales no se produjeron en cualquier fecha, veamos cuales fueron estas fechas:

1948-1949

23 de abril de 1948, eclipse total de luna, durante el Pesaj (Pascua)

18 de octubre de 1948, eclipse total de luna, durante la fiesta de los tabernáculos (Sukkot)

13 de abril de 1949, eclipse total de luna, durante el Pesaj (Pascua)

07 de octubre de 1949, eclipse total de luna, durante la fiesta de los tabernáculos (Sukkot)

1967-1968

24 de abril de 1967, eclipse total de luna, durante el Pesaj (Pascua)

18 de octubre de 1967, eclipse total de luna, durante la fiesta de los tabernáculos (Sukkot)

13 de abril de 1968, eclipse total de luna, durante el Pesaj (Pascua)

06 de octubre de 1968, eclipse total de luna, durante la fiesta de los tabernáculos (Sukkot)

¿Coincidencia?, las palabras de Yeshua fueron las siguientes:

“De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca. El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”. (Mateo 24:32-35).

No pasará esta generación hasta que todo acontezca, el período de tiempo para la renovación de todas las cosas en Israel estaba representado por los jubileos, que equivalen a 50 años, si bien no es la intención propagar algún temor a través de fechas de la venida del Mesías, creo que las señales nos están hablan del cumplimiento de un evento importante para una fecha próxima.

En Génesis el capítulo 6:3 dice: “Y dijo YHWH: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años”. Estas enigmática sentencia, nos habla de un periodo de tiempo, pues la palabra hebrea para años es Shana, que significa un periodo de tiempo o una revolución de tiempo, no deja de ser significativa esta sentencia de Dios hacia el hombre, pues si el hombre viviría solo 120 años, debió haberse cumplido su palabra, sin embargo las hombres siguieron viviendo muchos más años de los señalados, esto se refiere al período de tiempo que duraría la rebelión del hombre hacia su creador , 120 periodos, ¿qué periodos?, Pues jubileos, que significaría una generación, 50 años, donde todos las cosas son renovadas, en seis días YHWH hizo todas las cosas al séptimo descanso, seis años debía trabajarse la tierra, y dejarla descansar al séptimo, los esclavos quedarían libres al séptimo año también, el jubileo eran siete periodo de 7 años, es decir 49 años, cumplido ese plazo el año siguiente es una año sabático, año de jubileo donde todos las cosas son restauradas, si sumamos los valores 120 x 50 nos da 6.000, es decir seis mil años va a durar la rebelión del hombre hacia YHWH, a partir de ahí, Yeshua el Mesías, vendrá a gobernar por mil años, lo que cumple el siclo de 7.000. Sabemos que el mesías hizo su aparición en el año cuatro mil, es decir hace dos mil años, ver estudio de génesis 1, por lo tanto la sentencia de YHWH está próxima a cumplirse, los años bíblicos no son los mismos al de nuestro calendario, recordemos que la iglesia romana cambio el calendario que estableció nuestro Dios, para imponer un calendario pagano, por lo tanto pronto estaríamos cumpliendo el final de un nuevo período de Jubileo, ¿cuando será?, veamos las señales de ello:

La última tétrada de eclipses totales de luna se produjo entre 1967 y 1968, recuerda que nuestro calendario no es igual al calendario bíblico que estableció YHWH, la próxima tétrada de eclipses es la siguiente:

15 abril del 2014, eclipse total de luna, durante el Pesaj (Pascua)

08 de octubre del 2014, durante la fiesta de los tabernáculos (Sukkot)

04 de abril del 2015, eclipse total de luna, durante el Pesaj (Pascua)

28 septiembre del 2015, justo durante la fiesta de los tabernáculos (Sukkot)

Produciéndose además un eclipse total de sol el 20 de marzo del 2015 y otro parcial el 13 de septiembre del 2015, este último “curiosamente” durante la celebración de la Fiesta de las trompetas (Rosh Hashana), y recuerda que “aquel día” se tocará la trompeta…

¿Qué ocurrirá aquel año?, ¿algún evento que cambie nuestra historia? ¿El inicio de la guerra final entre Israel y las naciones?, ¿La Venida misma del Mesías?, con exactitud no lo sé, y no quiero asegurar nada taxativamente, sin embargo si debemos estar atento a las señales y dar una alerta al pueblo de Dios, pues el cumplimiento de todo lo que escrito está muy próximo a ser consumado, que este momento no nos pide como unas vírgenes necias.

El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”.

(Mateo 24:32-35).

1 comentario:

  1. muchas gracias por la inf. estaba inbestigando al respecto... enverdad algo tiene que suceder entre 2014 y el 2015. en las 2 tetradas enterios sucedio luego del primer eclipse

    ResponderEliminar