lunes, 10 de mayo de 2010

¿ES DIOS "SOLO" AMOR?


Recurrentemente se escucha decir “cómo puede un Dios de amor, condenar a sus hijos al infierno y al castigo eterno”, aquello puede resultar una frase muy convincente, es verdad que Dios es un Dios de amor (1 Juan 4:8), hoy muchas congregaciones se especializan en hablar exclusivamente sobre esto, precisamente este análisis viene por la inquietud de Iglesias como “Vineyard” (La Viña), y su afán de solo predicar del amor de Dios, además la pregunta que se expone al principio fue realizada por un Testigo de Jehová, que al rebatirle la idea salió huyendo de inmediato imposibilitando el debate. Puede no tener nada de malo predicar sobre el amor de Dios, pero la pregunta es ¿el Señor es “solo” amor?


Predicar del evangelio, es anunciar las buenas nuevas de salvación, Pablo nos dice en su carta a los Romanos “Más Dios muestra su amor para con nosotros, en que aún siendo pecadores, Cristo murió por nosotros, pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira”. (Romanos 5:8-9), proclamar el evangelio también incluye proclamar la justificación mediante la cual somos salvos de la ira de Dios, sin embargo eso se omite deliberadamente, el Señor no quiere que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento (2 Pedro 3:9), iglesias actuales se han centrado solo en el amor de Dios olvidando proclamar a sus miembros que deben arrepentirse de sus pecados, pues si esto no es así la ira de Dios está sobre ellos, Pablo les escribió a los efesios, diciéndoles que por naturaleza somos hijos de ira (Efesios 2:3), por nuestra naturaleza estábamos condenados, y este es el engaño mayor, se supone que las personas que están en la iglesia son salvos, sin embargo en la actualidad se les ha hecho creer una gran mentira, han convertido a Dios en un esclavo que está para satisfacer sus sueños, sus necesidades, su prosperidad, olvidándose del arrepentimiento y de volverse de sus malos caminos.


En la ira de Dios se revela otro aspecto importante de Dios, y que es la Justicia “Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados” (Mateo 5:6) decía Jesús en el sermón del monte, pues la justicia es un atributo de Dios, en apocalipsis, libro que se encuentra vedado en iglesias como La Viña, vemos los juicios de Dios y su ira desatándose sobre la tierra y sus moradores, “ Y oí al ángel de las aguas, que decía: justo eres tú, oh Señor, el que eres y que eras, el Santo, porque has juzgado estas cosas. Por cuanto derramaron la sangre de los santos y de los profetas, también tú les has dado de beber sangre, pues lo merecen. También oí a otro, que desde el altar decía: ciertamente, Señor Dios Todopoderoso, tus juicios son verdaderos y justos” (Apocalipsis 16:5-7). La justicia es un atributo de Dios, y sus juicios son justos, igual como lo es el amor, y en esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su hijo en propiciación por nuestros pecados (1 Juan 4:10), propiciación significa aplacar la ira de Dios, y Jesucristo es nuestra propiciación, como todos hemos pecado, la paga de ese pecado es la muerte, esa es la sentencia que pasaba sobre nosotros, pero el Señor evitó que nosotros paguemos ese precio y envió a su hijo a saldar la sentencia que pesaba sobre nosotros, que amor más grande puede haber en el mundo que aquel “¿Quiero yo la muerte del impío? Dice Jehová el Señor. ¿No vivirá, si se apartare de sus caminos? (Ezequiel 18:23), el Señor quiere que todos sean salvos y que todos vengan al conocimiento de la verdad, el no desea el castigo, sin embargo la justicia es parte de sus atributos, y como ya lo señale, el es un juez justo, y no pasará por alto la maldad del hombre.


La ira de Dios es una realidad, es un tema muy extenso, y muchos versículos nos hablan de ello, queremos destacar que la ira esta por caer sobre la tierra, pero el Señor le dice a la iglesia “ por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra” (Apocalipsis 3:10), Pronto ha de desencadenarse la ira del Señor, y muchos dirán y donde quedo el amor de Dios, bueno su amor ya fue manifestado y muchos lo han rechazado, lo que ellos verán será a un Dios Justo, que juzga al mundo por su maldad. El evangelio, las buenas nuevas, no se trata de que no existe la ira de Dios, sino que se está a salvo de ella a través de la fe en Jesucristo, si confesamos “Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9).


Deja de lado de una vez, el mensaje de los falsos apóstoles que han venido solo a envanecer la mente y el corazón de los verdaderos hijos de Dios, llevándolos por un camino errado, de cierto el juicio de Dios ya está sobre ellos pues no querrán arrepentirse y continuarán enseñando un culto al ego y anhelando los tesoros de este mundo. Apártate tú de ellos, aún es tiempo de cobijarse bajo los brazos del salvador.


“Por que de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna”

(Juan 3:16)

1 comentario:

  1. Eso es verdad, Nuestro Dios es un Ser divino completo y perfecto, no solo es amor como muchos lo ven, de Él nace, procede el amor pero es un Ser completo

    ResponderEliminar